Desarrollo Rural
PDF Imprimir E-mail

Desarrollo RuralLa conservación y el fomento de la biodiversidad de nuestro territorio, no puede ser realidad sin un adecuado desarrollo de nuestras áreas rurales. Si bien, el medio rural español, sólo alberga a un tercio de la población española, ocupa más del 90% de nuestro territorio. Éste dato, por si solo, ya da una idea de la importancia de su correcta gestión, pero si a esto le unimos que acoge la mayor parte de la biodiversidad del estado su correcta conservación se hace imprescindible.


La configuración paisajística y ecológica actual de nuestro país es fruto de la interacción hombre-naturaleza a lo largo de muchos siglos. Esta relación entre el paisaje y paisanaje se ha mantenido de forma más o menos constante hasta la segunda mitad del siglo XX, dónde se acentúo el denominado éxodo rural.


Desde entonces la población rural ha envejecido al no existir reemplazo generacional. Esto no sólo implica una pérdida demográfica, sino que ha propiciado que las generaciones que podían tomar el relevo, y por lo tanto recibir esos conocimientos, han perdido ese legado intangible debido a la emigración a las ciudades de las últimas décadas. Éste es un problema que requiere una actuación inmediata, ya que la edad media en los pueblos sigue aumentando año a año.


La pérdida de la gestión tradicional del territorio tiene evidentes consecuencias directas en el medio ambiente y el medio humano, pero también otras imprevisibles e indirectas que afectarán a todo el territorio, rural o no; y en todo ámbito (económico, social, cultural, etc.).


Una de las principales causas del deterioro integral del medio rural es la despoblación, que causa, además de descensos en variables demográficas, una pérdida inexorable del patrimonio cultural intangible que había ayudado a mantener ecosistemas que hoy corren grave peligro de desaparecer. Esta falta de jóvenes y de mujeres principalmente, pronostica un futuro lleno de sombras para la supervivencia de tradiciones y sabiduría forjada por siglos de adaptación al medio.
Esa pérdida de valores tradicionales en muchos puntos de nuestra geografía, no solo provoca una pérdida de ese valor cultural y patrimonial intangible, sino que se traduce también en pérdidas tangibles:

• Desaparición de artesanías y oficios.
• Avance del matorral en pastos de alto valor ecológico y económico.
• Pérdida de biodiversidad y de especies autóctonas.
• Pérdida de patrimonio histórico-artístico, riqueza cultural y gastronómica
• Pérdida de ecosistemas sostenibles mantenidos por actividades humanas
• Pérdida de la simbiosis paisaje-paisanaje.
• Desarraigo y conflictos con neorrurales y ecologistas.

En los últimos años, se empieza a tomar conciencia de esta problemática por parte de la Administración. La creación de la Ley 45/2007 para el desarrollo sostenible del medio rural, y la inclusión del término "medio rural" en el Ministerio de Medio Ambiente y Medio rural y Marino, dan muestras de ello.

La misión de la Asociación de Ciencias Ambientales:

Desarrollo RuralACA, desde su proyecto ARCANA, considera que facilitar el acceso a las nuevas tecnologías que disfrutan los habitantes de las ciudades debe ser una prioridad para entidades y Administración, al igual que la modernización de infraestructuras de transporte y equipamientos básicos. El asociacionismo debe impulsar una revalorización de la producción del medio rural, mediante la trazabilidad, la competitividad y la calidad. También se ha de fomentar la autoestima y la forma en la que la Sociedad ve el campo, de esa manera se conseguiría que los jóvenes no abandonaran el medio rural, y que incluso, llegaran nuevos pobladores atraídos por la realidad de empleo, futuro y calidad de vida.

Bajo esta perspectiva Biodiversidad y Desarrollo Rural Sostenible forman un binomio de gran importancia, dada las oportunidades que ofrecen los servicios ambientales que proporciona la biodiversidad de nuestro territorio, a un mundo rural al que debe potenciarse, aunando tanto los conocimientos y recursos tradicionales como las nuevas tecnologías y posibilidades de desarrollo.