Redes Sociales ACAPIAIurbanaProyecto Río HenaresCustodia del TerritorioItacambiental.esVoluntariado en Parques Nacionales

Gestión de Residuos en el Ciclo de Vida
PDF Imprimir E-mail

El análisis y la gestión del ciclo de vida de la producción debe ser el principio rector de la gestión de recursos y por tanto de los residuos, dado que estos pueden convertirse, con las políticas, las gestiones y las aplicaciones tecnológicas adecuadas, en recursos.

Recogida de ResiduosEl ciclo de vida del uso de recursos naturales permite abordar un conjunto de problemas ambientales relacionados con los sistemas de producción y los modos de consumo, además de los modelos en la utilización del capital natural, dado que se vincula el usos de recursos, la generación de residuos y de distintos impactos ambientales (emisiones, vertidos, contaminación, etc.).

Según se estable en el sexto Programa Marco de Medio Ambiente, para  alcanzar una economía más eficiente en el uso de los recursos, es necesario desacoplar el uso de recursos de la generación de residuos y de los impactos ambientales negativos asociados a ellos (procesos de contaminación, ocupación del espacio, degradación de ecosistemas, especialmente acuático, etc.). A pesar del compromiso de la UE y España en reducir la generación de residuos (se llevan desarrollando distintas políticas desde la década de los años 70), de forma general siguen creciendo, según se desprenden de varios estudios (Eurostat y AEMA) y a pesar de los avances tecnológicos que generan una producción más eficiente, este desacoplamiento no se está ejerciendo con la intensidad suficiente.

Otro de los procesos que se está desarrollando en España y el resto de la UE, está referido a los problemas ambientales asociados con la extracción y el procesamiento de muchos materiales y recursos naturales que se está desplazado desde Europa a otros países exportadores. Como consecuencia de este proceso, se está aumentando el impacto del consumo y el uso de recursos de Europa sobre el medio ambiente en distintas parte del mundo. Esto genera una dependencia en Europa de recursos de otros lugares, generando competencia por ellos y aumentándose los riesgos potenciales de futuros conflictos.

Asimismo, estas circunstancias generan también qREue el transporte de residuos está creciendo progresivamente, dado que cada vez se comercia más entre unos países y otros, fruto también de que los precios de las materias primas suben y los materiales de desecho se convierten en un recurso valioso en distintas zonas. Hay problemas como el transporte de residuos peligrosos y la exportación de mercancías usadas que luego son tratadas de forma inadecuada en los países receptores y se pierde una considerable pérdida de recursos. Esto conlleva una responsabilidad compartida, que requiere examinar más de cerca, desde una perspectiva amplia, los efectos ambientales del creciente comercio de residuos.

Es por todo ello necesario redoblar los esfuerzos generados, apoyados en las soluciones tecnológicas que están dando sus frutos en distintos países, es necesario seguir avanzando en desarrollar una normativa más ambiciosa. En este sentido, la Asociación de Ciencias Ambientales, en consonancia con distintos grupos sociales y empresariales, aboga por abordar con mayor determinación, entre otros, los aspectos que se señalan a continuación:

-        Falta una apuesta por la reducción de la producción de residuos, que debe ser la primera prioridad en una situación de reducción importante del capital natural. En este caso, cobra especial relevancia, por sus implicaciones como por la función de concienciación que supone en la población, abordar la problemática de la bolsa comercial de un solo uso.

-        Es escasa las apuestas en la reutilización y reciclado de residuos que se estima podría crear en la Unión Europea 500.000 empleos más si se pasa del objetivo del 50% de reciclado al 70%. En este sentido, es importante señalar que el 0,75% del PIB de la UE corresponde a la gestión y reciclado de residuos, emplea a medio millón de personas, y se cuenta con alrededor del 50% de las industrias de residuos y reciclado.

-        Debe actuarse especialmente en la recogida separada de los denominado bioresiduos o la fracción de materia orgánica de los residuos urbanos, con el fin de poder obtener un abono de calidad a través del compostaje, para que sea ambientalmente eficaz y económicamente viable.

-        Es necesario seguir ahondando en la gestión descentralizada, basada en el principio de proximidad.

-        Implantar, con el apoyo de las tecnologías, de los sistemas de devolución, depósito y retorno para determinados envases, tal y como se está demostrando en países como Alemania y Austria

-        Se garantice una mayor transparencia, acceso a la información y participación pública

-        Se incluya la certificación forestal para envases y etiquetas de envases constituidos por madera papel y/o cartón.