Un Problema que requiere una Solución entre Todos

 

MARÍA MALAXECHEVARRÍA

Directora General de Sostenibilidad. ENDESA.

 

"La situación de vulnerabilidad económica que viven cientos de hogares españoles responde a diferentes causas (desempleo, recortes en las ayudas, ineficiencia energética en los edificios, aumento de los precios de la energía…) y necesita, por tanto, diferentes soluciones, no sólo una. Endesa contribuye a paliar el problema atendiendo en diferentes frentes a sus clientes más necesitados: a través de convenios, la aportación al bono social, proyectos de voluntariado energético…."

 

El problema de vulnerabilidad económica que viven muchos hogares españoles y, por tanto, sus dificultades para hacer frente a sus gastos energéticos es un asunto complejo y necesita la acción de todos los agentes sociales y empresariales implicados. Endesa ha diseñado, en los últimos años, una estrategia que abarca diferentes acciones para contribuir a paliar este problema. Por un lado, los acuerdos con ayuntamientos y comunidades autónomas que permite asegurar el suministro a familias en situación de vulnerabilidad y facilitar el pago de las facturas. Por otro, el asesoramiento para que, quienes lo necesitan, se beneficien del bono social. Y, por último, adaptando el voluntariado empresarial a acciones en materia de eficiencia energética y optimización de factura en los colectivos más desfavorecidos.

Como resultado de este estrategia, el 46% de los hogares españoles, según estimación interna, están cubiertos ante una situación de vulnerabilidad en caso de necesidad gracias a los acuerdos firmados por la compañía, un porcentaje que Endesa tiene el objetivo de seguir aumentando al ser consciente del grave problema que supone la pobreza energética en muchos hogares españoles. Desde 2013, Endesa ha firmado 91 convenios de colaboración con diferentes ayuntamientos, comunidades autónomas y organismos públicos para evitar el corte de suministro a familias en situación vulnerable y aplazar el coste de la deuda. Esto ha permitido que, desde la firma de las primeras colaboraciones y gracias a los acuerdos alcanzados por toda la geografía española, Endesa pueda hoy dar cobertura a más de 8,4 millones de hogares y 21,4 millones de personas, de 18 provincias españolas. Endesa prevé reforzar y ampliar este tipo de iniciativas, que hasta ahora le ha permitido gestionar favorablemente unas 55.000 facturas/año. Es una parte importante de la ayuda que necesitan estas familias, en un contexto de vulnerabilidad económica acuciante, y que necesita la colaboración de muchos agentes sociales para darles una salida definitiva. Lo primero, asegurar el suministro. Después, permitir que las familias vayan pagando su factura con otros plazos, sin coste añadido, para que la energía no suponga el mayor de sus problemas. Los acuerdos incluyen, asimismo, la constitución de una comisión de seguimiento integrada por expertos de Endesa y el organismo público, garantizándose en todo momento la protección de los datos personales de los beneficiarios de las ayudas contempladas.

 

 

Ayuda a través del Bono Social

Además, por esa idea de continuar ayudando a las familias que más lo necesitan después de conseguir evitar el corte de suministro, Endesa informa y asesora a las corporaciones locales y a su personal que así lo solicitan sobre los requisitos necesarios para acogerse al bono social y sus condiciones de aplicación; a facilitar la tabla de medias de consumo para la evaluación de los casos que hay que tratar; y realizar charlas informativas para una mejor comprensión de cara a divulgar los principales conceptos de la factura eléctrica y contribuir a mejorar los hábitos de consumo de los ciudadanos.

El denominado bono social, al que Endesa destina unos 80 millones de euros anuales, es un mecanismo creado por el Gobierno con el que se pretendía proteger a clientes vulnerables. Dicho mecanismo se puso en marcha el 1 de julio de 2009 y supone un descuento que se aplica automáticamente a los clientes con suministros de potencia contratada inferior a 3 Kw; pensionistas y familias que son numerosas o en las que todos los miembros en edad de trabajar están en situación de desempleo. Sin embargo, en la actualidad, el 78% de los clientes de Endesa que solicitan acogerse a alguno de los convenios firmados por Endesa no es destinatario del bono social. Es decir, la mayoría de las familias vulnerables no está acogida al bono social.

 

 

Voluntariado energético

 

Dentro de su compromiso social con los territorios donde opera, Endesa ha lanzado el programa de Voluntariado Energético entre sus empleados, un proyecto social en el ámbito de la energía, que está realizando de manera conjunta con ECODES (Fundación Ecología y Desarrollo), y que va dirigido a hogares que se encuentran en situación de vulnerabilidad.   El programa “Ni un hogar sin energía” de ECODES, y al que se suma Endesa, contempla un primer nivel de actuación en materia de recomendación de hábitos de consumo, optimización del contrato de suministro eléctrico y medidas de eficiencia energética de bajo coste, y que Endesa ha completado con la identificación de situaciones de riesgo en las instalaciones eléctricas de los hogares, que posteriormente serán corregidas por instaladores certificados.

El programa de Voluntariado energético ha arrancado en Zaragoza y en Barcelona, donde además colabora la ONG Ecoserveis. Y el objetivo de Endesa es seguir extendiéndolo por los territorios donde opera.

© Asociación de Ciencias Ambientales. All Rights Reserved.

Login Form