La Asociación de Ciencias Ambientales, colaborador estratégico en el Observatorio Europeo de la Pobreza Energética.

#pobrezaenergética #EPOV @ACAmbientales

La Asociación de Ciencias Ambientales es uno de los colaboradores clave del recientemente presentado Observatorio Europeo de la Pobreza Energética (EPOV). El proyecto está liderado por la Dra. Harriet Thomson y el profesor Stefan Bouzarovski, de la Universidad de Manchester, y responde a un licitación de la Comisión Europea abierta en mayo de 2016 (ENER/2015/B3/507-2).

Se hace así realidad una de las medidas demandada por la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA) desde la publicación de su primer estudio de Pobreza Energética en España en 2012. El Observatorio sirve de impulso a la política europea en materia energética anunciada el pasado 30 de noviembre de 2016 en el nuevo paquete de medidas para una transición energética limpia (el denominado ‘Winter Package’) que marca la nueva hoja de ruta de la Unión Europea.

Portal de pobreza energética

El proyecto EPOV tendrá una duración de 40 meses y estará formado por un consorcio de entidades europeas lideradas por la University of Manchester y en la que participan como socios Ecofys, el European Policy Centre, Intrasoft International, National Energy Action y Wuppertal Institute.

ACA  llevará a cabo el seguimiento de los desarrollos legislativos e iniciativas varias sobre pobreza energética en España, apoyará la difusión de la información generada por el Observatorio en nuestro país y será responsable de  la organización de un evento internacional a celebrar entre 2018 y 2019.

 

 
Semana europea de la pobreza energética: La nueva política europea avanza en la protección de los consumidores vulnerables

Semana europea de la pobreza energética

#pobrezaenergética

La nueva política europea en materia energética avanza en la protección de los consumidores vulnerables


ACA en la celebración del día Europeo de la Pobreza Energética destaca la necesidad de analizar seriamente el nuevo paquete de medidas de la UE en materia de energía para valorar, sin dilación, cómo se implantará en España.

Comparación de un edificio rehabilitado y otro sin rehabilitar

Son muchos los representantes de los partidos políticos y las organizaciones sociales que han marcado el foco de la pobreza energética en el bono social, uno de los pocos instrumentos existentes para proteger el consumidor vulnerable.

Esto ha sido fruto, entre otras noticias, por la reciente convalidación el pasado 31 de enero del Pleno del Congreso al real decreto-ley aprobado por el Consejo de Ministros del 23 de diciembre, que se elaboró a raíz de una sentencia del Tribunal Supremo que invalidó el sistema de financiación del bono social. A partir de este momento, la financiación provendrá de todas las comercializadoras, no sólo las que desarrollan actividades de generación y distribución.

Asimismo, el decreto, pendiente de un reglamento que desarrolle la normativa, realiza la introducción de algunas medidas como la definición de tipos de consumidores, una nueva categoría de suministro de energía eléctrica de carácter de esenciales para consumidores vulnerables severos,  la ampliación de dos a cuatro meses el periodo de aviso en el caso de los consumidores vulnerables, la obligación del contacto con los servicios sociales para comprobar si un usuario entra en la categoría de "extremadamente vulnerables" antes de realizar un corte de suministro, entre otros como la mejora de la normativa sobre comercialización con la pretensión de aumentar la protección al conjunto de los consumidores.

Si bien hay margen de mejora en la configuración del bono social, ampliamente analizado en el 3er Estudio de Pobreza Energética en España 2016 y a través de los talleres organizados por la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA) en 2015 y 2016, no puede ser el único instrumento para combatir la pobreza energética.

En este sentido, la política europea en materia energética ha dado un nuevo impulso con la publicación el pasado 30 de noviembre de 2016 de un nuevo paquete de medidas que marca una nueva hoja de ruta que debe ser analizada con seriedad para implantar una estrategia integrada y coherente a este complejo problema.

 

 
Miel, cortín, polinización, oso, urogallo, historia, tradiciones … palabras clave de una lucha por la conservación de la biodiversidad en Villarmeirín (Asturias)

Roberto Ruiz, Presidente de la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA), hizo entrega a Alberto Uría (miel Outurelos) las colmenas que se han instalado en el Cortín de Villarmeirín, como cumplimiento de uno de los compromisos que se adoptaron en el Acuerdo de Custodia.

El pasado 3 de febrero en el Centro Asturiano de Madrid, acompañado por su Presidente Adjunto D. Andrés Menéndez, tuvo lugar el acto de presentación del Proyecto desarrollado por Alberto Uría (Miel Outurelos) gracias al Acuerdo de Custodia del Territorio desarrollado junto a Jaime Peña, propietario del Cortín de Villarmeirin, y la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA).

Roberto Ruiz Presidente de ACA entrega las colmenas del cortín a Alberto Uría de Miel Outurelos

Alberto Uría explicó en Madrid ante un sobrecogido auditorio la historia de esta lucha que empezó por la promesa que hizo a su abuelo de reconstruir uno de los cortinos que estaban desapareciendo en el paisaje de Asturias. La producción de esta miel al abrigo de los posibles ataques del oso, es la que está colaborando con el mantenimiento de un paisaje con unas características ecológicas necesarias para la supervivencia del propio oso pardo y especialmente, del Urogallo, uno de las especies más amenazadas en la Península Ibérica.

Mesa del acto

 

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>
Página 1 de 79