¿Qué estrategias de adaptación al cambio climático y a las olas de calor adoptan los hogares vulnerables?

El cambio climático es un fenómeno imparable. Salvo quienes aún hoy dudan de la existencia del mismo, el debate está centrado en analizar la gravedad de sus consecuencias, en cómo avanzar hacia economías descarbonizadas para frenar el calentamiento global y en impulsar estrategias de adaptación que permitan asegurar un desarrollo sostenible con unas nuevas condiciones de contorno.

Hogares en pobreza energética
Photo by Tim Mossholder on Unsplash

Por ello, las estrategias de mitigación y de adaptación llevan años considerándose con la misma importancia, puesto que es necesario frenar al máximo las causas que originan el cambio climático, pero somos conscientes de que es inevitable sufrirlo y ello obliga a adaptarse.

Dado que, como hemos visto, en las próximas décadas se incrementará la frecuencia y la virulencia de las olas de calor, la existencia de grupos de población vulnerables a las temperaturas extremas (niños, ancianos y personas con alguna enfermedad) se hace imprescindible priorizar las medidas y estrategias de adaptación más adecuadas para hacer frente a los escenarios de olas de calor en el ámbito del hogar.

A pesar de la importancia del contexto actual, son pocos los estudios y metodologías desarrolladas para estudiar la pobreza energética en verano y conocer  las prácticas y hábitos sociales de los hogares para paliar los efectos que sufren ante las olas de calor. Estas estrategias dependen en gran medida de la realidad material, social, económica, espacial y tecnológica en la que se encuentra cada hogar, por lo que es imprescindible conocer cómo es capaz de adaptarse cada hogar con los recursos de los que dispone.

Entrevistas a hogares vulnerables sobre adaptación a olas de calor
Fuente: ACA. Entrevistas sobre adaptación a cambio climático y olas de calor

El estudio que se ha llevado a cabo para identificar estrategias de adaptación al cambio climático y a las olas de calor por parte de familias con un considerable grado de vulnerabilidad energética, se ha realizado mediante un trabajo previo de entrevistas personalizadas a 30 hogares ubicados en las comunidades autónomas de Madrid y Castilla-La Mancha.

Los resultados de dicho estudio muestran cómo los hogares se comportan diferente en función de su movilidad, si conviven o no con animales de compañía, si reciben visitas de familiares o si tienen problemas para pagar las facturas de la energía  cuando llega el verano.

El informe de resultados se puede consultar en el siguiente enlace.

© Asociación de Ciencias Ambientales. All Rights Reserved.

Login Form