SD1: HACIA UNA MOVILIDAD INEVITABLEMENTE SOSTENIBLE

HACIA UNA MOVILIDAD INEVITABLEMENTE SOSTENIBLE

 SD-1, Movilidad, 26 de noviembre

 

El sector del transporte en la UE es el sector que más contamina. Representa el 27% del total de las emisiones de CO2. El transporte tradicional carece cada vez más de credibilidad. Es indudable que el mercado de los transportes debe evolucionar hacia un modelo menos contaminante ya que no se espera un retroceso de los desplazamientos, sino al contrario, un incremento del uso de todos los medios de transportes.

El transporte es una necesidad para el desarrollo de la vida económica y para el desplazamiento de las personas que sea por turismo o por trabajo. El reto principal es cambiar de modelo sin que esto afecte al crecimiento económico y la productividad.

En esta jornada se han reunido representantes de empresas ferroviarias, aéreas, y marítimas bajo la supervisión del ministerio de fomento, lo que pone de relieve la relación entre el sector público, mediante una legislación más adaptada por parte de los poderes públicos y por parte del sector privado mediante innovaciones por fondos privados.

Para que todos los actores actúen de forma óptima, la comunicación, la sensibilización y la concienciación es clave para obtener resultados.

La multi-modalidad para un mismo desplazamiento es una de las claves para minimizar el impacto medioambiental. El transporte de mercancías podría minimizar su impacto medioambiental combinando el transporte ferroviario con el transporte marítimo, por ejemplo, mediante la creación de autopistas marítimas. Francia o Alemania son pioneros a lo que transporte ferroviario de mercancías se refiere. Un 20 % de las mercancías se mueven sobre vías.

Sin información no se puede actuar. Cada infraestructura, portuaria, ferroviaria o aeroportuaria necesita instrumentos integrados para medir su impacto ambiental y poder adaptarse. Creando un big data sobre el impacto ambiental de cada sector.  A raíz de esto se puede llevar a cabo las innovaciones necesarias para poder adaptar la tecnología a los nuevos retos. Por ejemplo, Enaire, que gestiona las rutas aéreas, ha creado un sistema de Ineficiencia de la Red de Rutas para poder actuar lo más rápido posible para poder adaptarse a factor ajenos a cualquier planeamiento. Ese tipo de tecnología permite el ahorro de combustible, y un ahorro en tiempo para los viajeros.

El esfuerzo ha de hacerse también por parte de las infraestructuras. Se están adaptando los aeropuertos, disminuyendo el consumo eléctrico, modernizando los sistemas de aeración, por ejemplo. ADIF y RENFE mediante su colaboración están logrando un objetivo muy ambicioso que es el de electrificar la red con energías 100% renovables.

El futuro del transporte está en la cooperación publico/privada y la colaboración de la sociedad participante del medio permitiendo así la consecución de los objetivos propuestos por el sector.

Emmanuel Garcia Santa – Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Miguel Garcia Láinez – https://www.linkedin.com/in/miguel-garcia-lainez

© Asociación de Ciencias Ambientales. All Rights Reserved.

Login Form