Medidas de microeficiencia energética: reducir el consumo y/o mejorar el confort

Medidas-microeficiencia-energetica-reducir-gasto-energetico-hogar-729x400

 

Más allá de los consejos relativos a cambios de hábitos que nos pueden permitir consumir energía de un modo más racional, existen un conjunto de medidas que, si bien no requieren grandes inversiones económicas, si permiten lograr pequeños ahorros o mejorar la sensación de confort. Son lo que se conoce como medidas de microeficiencia, medidas de bajo coste que a medio o largo plazo logran amortizar la inversión debido a los ahorros energéticos que procuran.

A continuación se describen algunas de las que se pueden tener en cuenta para, con pequeñas inversiones, lograr ahorros en la factura y/o mejorar el confort y el bienestar:

 

Microeficiencia en Climatización

  • Colocar válvulas termostáticas en radiadores o termostatos puede suponer ahorros entre un 8 y un 13% de energía al gestionar de forma independiente la temperatura necesaria en cada habitación. Por ejemplo, se pueden indicar temperaturas diferentes para las habitaciones que no están ocupadas normalmente.
  • Colocar reguladores programables en lugar de los termostatos habituales para poder fijar la temperatura en diferentes franjas horarias, de tal manera que se adapten a nuestros horarios y presencia en el hogar.
  • Colocar paneles reflectantes por detrás de los radiadores para evitar que las paredes absorban el calor radiado y este se pierda hacia el exterior.
  • En caso de tener que cambiar un equipo estropeado (caldera, calentador, etc.) elegir el nuevo equipo teniendo en cuenta la máxima calificación energética posible.
  • Utilizar cortinas gruesas y alfombras puede no suponer ningún ahorro en viviendas que no tienen o no usan calefacción/refrigeración, pero si mejorará sustancialmente la sensación de confort.
  • Utilizar toldos, vegetación exterior u otros elementos de sombreado para evitar la radiación solar directa en verano.
  • Colocar láminas solares en las ventanas, con el fin de que filtren la radiación solar entrante.
  • Colocar burletes en ventanas y puertas, para evitar las filtraciones de aire indeseadas.

Microeficiencia en Agua Caliente

  • Cambiar grifos individuales de agua fría y caliente por grifos mixtos de mezcla. Aunque se pueda creer que esto sólo supone un ahorro de agua, también deseable, también supone un ahorro de energía, al reducir el desperdicio del agua caliente. 
  • Utilizar cabezales de ducha de bajo consumo y perlizadores en los grifos que reduzcan el caudal de agua.

Microeficiencia en Iluminación

  • Sustituir las bombillas incandescentes por lámparas de bajo consumo. Las bombillas más eficientes pueden consumir hasta un 80% menos que las incandescentes y tienen una vida media hasta 8 veces superior, compensando ampliamente su mayor coste. Aunque la bombilla incandescente funcione, recomendamos la sustitución

Microeficiencia en Cocina

  • En el caso de que exista la necesidad de sustituir la cocina y se decida apostar por una cocina eléctrica, las de inducción consumen un 20% menos de electricidad que las concinas vitrocerámicas convencionales.
  • Priorizar la compra de electrodomésticos con calificaciones energéticas superiores (A+, A++, A+++).
  • Renovar gomas de cierre de frigoríficos y congeladores. El frigorífico es el electrodoméstico que debe funcionar las 24 horas del día los 365 días del año.

Otros Consejos de Microeficiencia

  • Utilizar regletas con interruptor para desconectar los equipos cuando no se utilicen y evitar los consumos fantasma.
  • En el caso de contar con termo eléctrico se recomienda el uso de un enchufe programador que limite las horas de carga del termo y las adecúe a las necesidades. El termo eléctrico es un gran consumidor de energía si no reducimos las horas de funcionamiento.
© Asociación de Ciencias Ambientales. All Rights Reserved.

Login Form